Una manera de disfrutar de una economía sólida en el futuro es planeando estrategias para ahorrar dinero en el presente. Aunque para muchos esto es imposible, por lo difícil de llegar a fin de mes, solo unos pocos cambios en la forma de gastar e invertir pueden marcar la diferencia. En este post, apunta las claves recomendadas por los expertos para empezar a construir un futuro económico más libre.

10 claves para ahorrar dinero de manera sencilla

Ahorrar dinero para muchos puede parecer una tarea laboriosa, sin embargo, lo más difícil es empezar. A pesar de que la cultura actual se preocupa en vivir el día a día, preocuparse por el futuro puede ser positivo. Para ello, se deben establecer pequeñas estrategias que con el paso del tiempo se conviertan en cambios grandes. Las claves para lograrlo son:

Registra los gastos

La primera clave para ahorrar dinero consiste en registrar todo lo que gastas. Para ello, anota en un cuaderno lo que ganas y empieza a restar lo que gastas, desde el pago de los servicios hasta el café o dulce que consumes. Hacer esto permitirá identificar las prioridades en el corto, mediano y largo plazo, así como aquellos egresos que en realidad son solo cargas innecesarias.

Elabora un presupuesto

Formas de ahorrar dinero

Una vez que lograste tomar la decisión de ahorrar y prescindir de gastos irrelevantes, es momento de hacer un presupuesto. Este no es más que ordenar u organizar los gastos para establecer con cuánto puedes vivir y cómo actuar ante una contingencia. Esta es una herramienta perfecta para tomar las riendas de las finanzas y sacar el máximo partido al dinero disponible.

Además de establecer una sección de ingresos y egresos, se debe incluir una columna de ahorros. Este presupuesto debe tener una meta a corto, mediano y largo plazo, donde se pueda ahorrar entre el 8% y 15% del ingreso total.

Reduce las deudas

Un aspecto clave en el ahorro de dinero es limitar al máximo las deudas. Se necesita un esfuerzo extra para adquirir lo necesario con pagos limitados o de contado y así evitar los crecientes intereses de las tarjetas o de pagos con cuotas. También, se pueden incluir en el presupuesto con el propósito de mantener las cotizaciones al día y evitar incremento de la deuda por incumplimiento.  

Reduce los gastos al máximo

Parte de la estrategia para ahorrar dinero consiste en reducir los gastos. No es necesario dejar a un lado las cosas elementales como vivienda, colegio, auto, servicios, alimentación, medicina, entre otras, pero si enfocarse en categorías consideradas no esenciales, por ejemplo, entretenimiento. Algunas recomendaciones para lograrlo son:

  • Compara precios en las distintas tiendas, te sorprenderá como de un lugar a otros los precios pueden cambiar. Prueba las opciones en línea para saber más.
  • Compra en épocas de rebajas y aprovecha las ofertas de Black Friday, de enero, por inauguración y más. De esta manera, puedes ahorrar en regalos de navidad, san Valentín, cumpleaños, entre otras.
  • Opta por reutilizar las cosas antiguas reparándolas o comprando de segunda mano.

De manera práctica, puedes acudir a eventos sociales comunitarios en vez de ir al cine una vez por semana. Cancela las suscripciones que poco usas y elige comer fuera de casa una o dos veces al mes.

Comienza un plan de ahorrar dinero progresivo

Cualquier momento es perfecto para ahorrar dinero y puedes empezar desde ya. Al ser joven, las responsabilidades adquiridas son pocas, por lo que puedes ahorrar hasta un 10% del ingreso mensual. Después de los 30 o 40 años de edad, las obligaciones monetarias se incrementan, sin embargo, pensar en ahorrar un 5% del ingreso puede ser de utilidad.

A los 50 años, es posible mantener una planificación que permita mantener el mismo plan de ahorro. A los 60 años, empiezas a cosechar el fruto de tu ardua labor teniendo en cuenta que los contratiempos existen y hay que tomarlos en cuenta.

Establece metas

Para incentivar el ahorro de dinero, puedes ir estableciendo metas cortas, por ejemplo, las vacaciones, una fiesta u otro evento. Al lograrlas al cabo de entre uno o tres años, puedes pensar en planes a largo plazo, tales como la jubilación, educación de los niños o remodelación del hogar. De esta manera, puedes determinar si necesitas un plan, cuenta de jubilación o de inversiones.

Ahorrar dinero en los gastos de la casa

Maneras sencillas de ahorrar dinero

Se puede reducir considerablemente los gastos del hogar con pequeños trucos. En los servicios de electricidad, reduce la potencia, apaga las luces y equipos eléctricos cuando no los uses. Los servicios de internet, televisión y telefonía consumen gran parte del presupuesto. Prescinde de los excesos y deja solo lo básico, el resto lo puedes ahorrar.

Aplica la creatividad en los gastos en alimentación

Aunque parece una locura, puedes ahorrar en alimentos y productos para el hogar. Ciertos consejos de los expertos para lograrlo son:

  • Al ir al supermercado evita comprar todo lo que crees necesario. Lleva una lista de los productos que no tengas y compra solo lo que están escritos.
  • Usa las promociones, descuentos, cupones y todo aquello que suponga gastar menos de lo que cuesta un producto.
  • Elige frutas, verduras y vegetales de estación, son más económicos que los importados.

Minimiza los gastos de transporte

Otra clave para ahorrar dinero es minimizar los gastos en transporte. Para ello, elige usar más el metro o el transporte público que emplear el vehículo de la familia. En desplazamientos cortos, caminar o usar la bicicleta puede ahorrar dinero y ayudas a cuidar el medio ambiente. Si la única opción disponible es el auto, brinda el mantenimiento adecuado para evitar gastos extras por descuidos.

Establece prioridades y revisa frecuentemente

Con el paso del tiempo, las circunstancias cambian y con ellas las prioridades. Esto quizás genere la necesidad de cambiar el presupuesto para establecer un nuevo equilibrio entre los ingresos, egresos y las metas planteadas. En cualquiera de los casos, mantener un ritmo de ahorro es vital.

En conclusión, con una buena planificación ahorrar dinero puede llegar a ser sencillo. Se debe tener constancia para ir creando hábitos y conciencia de lo importante que es guardar. En el futuro, lo agradecerás.